¿Cómo puede la gestión de vídeo ser soporte para la seguridad, la logística o las operaciones en los puertos?

gestión de vídeo-puertos-Milestone Systems

Un puerto no es una instalación donde el vídeo tenga un alcance totalmente definido. Como suele ocurrir en multitud de infraestructuras críticas, sabemos que uno de los principales motivos para instalar cámaras es querer tener ojos por toda la instalación. Ahora bien, las posibilidades y servicios que nos ofrece una red de cámaras desplegada, con la correspondiente analítica de vídeo, va mucho más allá que la mera videovigilancia.

Resulta evidente que una solución de software de gestión de vídeo (VMS, por sus siglas en inglés) ayuda a supervisar toda la zona de un puerto desde una ubicación central u otros puestos de control desplegados por las instalaciones. Esto proporciona un mejor conocimiento de la situación, permitiendo una detección mucho más rápida de eventos inusuales y accidentes. Los operadores pueden iniciar una acción de mitigación inmediata con una respuesta temprana que limita el impacto del incidente.

Sin embargo, como introducía, una plataforma abierta permite alimentar la instalación con diversas tecnologías, como la analítica de vídeo. Y toda la infraestructura se beneficia enormemente de ello reutilizando la red desplegada, las cámaras, los puestos de operador, centros de control y resto de recursos ya contemplados para una supervisión inicial. Hablamos no solo de seguridad o de ver incidentes; hablamos degestión de operaciones portuarias, logística y almacenamiento, así como de documentación, control y registro. Hablamos de dotar a una instalación que graba imágenes de mucha más inteligencia que nos permita no solo disponer de ojos en la instalación, sino también de tener una tecnología capaz de decidir cuándo un incidente es relevante y presentárnoslo. Una plataforma de vídeo abierta ya no aporta «ojos» solamente; aporta una «mente» capaz de tomar decisiones que aporte un valor mucho más amplio.

Para ello es importante contar con un buen sistema de vídeo que cumpla con unos mínimos requisitos de mantenimiento, visualización de vídeo en tiempo real, funcionamiento sencillo y capacidad de integrar fácilmente una variedad de componentes ya instalados y de próxima instalación: nuevos servidores, cámaras o, por ejemplo, software de análisis. Además de disponer de una interfaz sencilla, o al menos intuitiva, transmisiones rápidas, amplio almacenamiento y optimización en el número de cámaras requeridas.

Gestión de vídeo óptima

La monitorización es una cuestión muy relevante en un lugar donde una gran cantidad de empresas están depositando y almacenando sus mercancías. Poder ofrecer, por ejemplo, a los clientes imágenes en tiempo real que les permita comprobar el estado de su mercancía tiene un valor añadido de negocio muy importante, sumado al valor práctico de gestión de estas cargas que ello conlleva de cara a los operarios.

Es decir, hablamos de poder monitorizar, incluso desde un smartphone, áreas de miles de metros cuadrados de almacén con un sistema que permita al puerto ampliar su cartera de servicios. Esto le ofrece un plus de confianza al cliente, quien tendrá acceso visual directo a su mercancía. Todo ello, con la tranquilidad de que ha llegado, nunca mejor dicho, a buen puerto y de que se encuentra en todo momento en perfecto estado.

De nuevo hablamos de aspectos más allá de la seguridad. Y siguiendo por esta línea, gracias a sencillas integraciones se pueden implementar nuevos usos al vídeo, como por ejemplo que el software permita a la empresa portuaria enviar a sus clientes un enlace con su respectivo nombre de usuario y contraseña para verificar su carga. Desde un ordenador o dispositivo móvil podrían comprobar, entre otros detalles, el estado de su mercancía, cuándo ha entrado en el almacén, por qué puerta o si se ha movido.

Una solución de ‘software’ de gestión de vídeo ayuda a supervisar un puerto desde una ubicación central u otros puestos de control

Nuevos desarrollos, que suelen surgir bajo demanda, han permitido también que se ponga a disposición una licencia para la aplicación móvil de este sistema. De esta manera, los operarios puedan grabar vídeos desde un dispositivo móvil y enviarlos directamente al servidor de la solución para que el vídeo sea accesible a los usuarios autorizados.
Así se cubren puntos ciegos que inicialmente no formaban parte de la red de cámaras, aumentando la operatividad y la flexibilidad del sistema. Dado el caso, si un operario abre un contenedor y observa que la mercancía está dañada o en mal estado, puede grabar un vídeo en su teléfono y enviarlo por el sistema de gestión de vídeo para mostrar en tiempo real el estado de la mercancía cuando llegó al almacén.

Muchos puertos que cuentan con este sistema de gestión de vídeo están estudiando la posibilidad de añadir analíticas como la lectura de matrículas para el análisis y seguimiento de contenedores, la agilización del flujo de tráfico dentro del complejo, la localización de la carga o el recuento de camiones.

La tecnología abierta y las soluciones flexibles permiten acompañar al cliente al tiempo y al ritmo que necesita, escalando en paralelo a los recursos disponibles o necesidades que vayan surgiendo.

Casos prácticos

Aquí en España, hace ya cinco años que la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras decidió implementar un sistema de CCTV muy ambicioso, principalmente en el uso y rendimiento que querían sacarle al vídeo en la instalación en cuestión deanalíticas de vídeo.
Cuando leí el pliego y los requisitos de analíticas del Puerto de Algeciras, supe enseguida que formaríamos una alianza muy fuerte a lo largo de los años. Los requisitos en cuanto a analíticas eran altos y variados, incluso algunos contaban con el futuro avance de la tecnología de los algoritmos. Ese siempre fue precisamente nuestro punto fuerte como plataforma de gestión de vídeo: nuestro ecosistema de partners, una comunidad de analíticas que a lo largo de los años va enriqueciendo nuestro porfolio sin límites.

Hoy en día seguimos en contacto para ver distintas tecnologías que se puedan implementar para solucionar los problemas que se van descubriendo en el desarrollo de sus actividades.
Otro ejemplo lo tenemos en el Puerto de Amberes (Bélgica), que se enfrenta diariamente a numerosos retos operativos en torno a problemas medioambientales. Accidentes muy habituales son las fugas de petróleo de los buques durante el repostaje o el choque de estos contra el muelle o el muelle de las esclusas. Unas colisiones que causan daños que deben ser reparados.

La detección precoz de los vertidos de petróleo es vital para minimizar el impacto en la vida vegetal y animal y para informar sobre el cumplimiento de la normativa. Y, por su parte, la capacidad de documentar los incidentes de impacto de los buques en los puertos y los daños derivados resulta muy importante para la resolución de conflictos.

Fuente de la informacion:

https://www.seguritecnia.es/sectores/puertos-y-aeropuertos/como-puede-la-gestion-de-video-ser-soporte-para-la-seguridad-la-logistica-o-las-operaciones-en-los-puertos_20210301.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *