“Las carretillas contrapesadas diésel Baoli de gran tonelaje son pura fortaleza en un almacén”

KBD70 lato Baoli

“Con un diseño robusto, que le permite levantar de 5 a 10 toneladas, los modelos de la serie KBD 50-100 —las contrapesadas más grandes del catálogo de Baoli— son pura fortaleza en un almacén”, destacan desde la compañía. La gama de gran tonelaje de Baoli incluye modelos con capacidad para cargas de 5, 6, 7 y 10 toneladas con centros de gravedad de 600. La diversidad de capacidades en los mayores modelos de la gama KBD permite la manipulación y apilado de las mayores cargas que se puedan encontrar en la mayoría de los almacenes.

Todos los detalles han sido pensados con cuidado para dar mayor capacidad de respuesta a la serie de contrapesadas Baoli de gran tonelaje. La apertura trasera es ancha por tal que el aire de refrigeración tenga un 20% más de superficie, en comparación con otras carretillas del mercado, para llegar al motor. La transmisión se actúa mediante tres pedales: un acelerador similar al de la automoción, un pedal de freno y otro pedal de precisión que le da una mayor capacidad de respuesta. Todos estos detalles técnicos hacen que la carretilla se comporte con precisión incluso a baja velocidad y le permiten invertir el sentido de manera rápida y suave con la carretilla en movimiento.

Seguras y ergonómicas

El mantenimiento de una carretilla contrapesada Baoli de gran tonelaje es siempre fácil de llevar a cabo ya que se accede con practicidad al compartimento del motor. El capó no solo blinda el motor de golpes externos, sino que además ha sido reforzado con aislante acústico para absorber las ondas sonoras. Como resultado, la sensación en la cabina es calmada, cómoda, agradable.

En el trabajo con una carretilla de gran tonelaje es imprescindible mantener la carga a la vista en todo momento. Baoli ofrece hasta cuatro modelos de mástil diferentes: telescópico estándar, telescópico con elevación libre, triple y triple visión completa. Por la amplitud central del mástil, todos ellos permiten una excelente visibilidad frontal. La visión lateral también se amplía debido a la estructura delgada del tejadillo. Otro elemento pensado para proteger al operario es la cubierta de plástico, que le resguarda de la lluvia, el polvo o la caída de piezas de cargas elevadas.

Las luces y señales acústicas indican la posición de la carretilla en todo momento para que quienes trabajan cerca de ella estén siempre seguros. Las luces led delanteras y traseras, los faros de alerta, la luz azul trasera de advertencia y las señales acústicas de marcha atrás contribuyen a indicar en todo momento dónde se encuentra la carretilla de gran tonelaje Baoli.

Una cómoda cabina flotante

«Porque la seguridad no se entiende sin hablar de ergonomía, el tejadillo se asienta sobre cuatro amortiguadores de goma que lo aíslan del chasis y reducen las vibraciones y el ruido.Mantener el control y la información siempre a mano es esencial para manejar una carretilla contrapesada con comodidad. En este caso, el panel de instrumentos muestra toda la información necesaria para una conducción eficiente. En él aparecen indicadores sobre la marcha, niveles de combustible, incidencias de mantenimiento, alarmas u horas de trabajo, entre otros datos», explican desde Baoli.

Fuente de información:

https://www.logisticaprofesional.com/texto-diario/mostrar/2771905/carretillas-contrapesadas-diesel-baoli-gran-tonelaje-pura-fortaleza-almacen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *